Primeros pasos en Pokémon Go


Pokémon GO está causando furor. ¡Normal!
Por mucho que nos guste el combate competitivo, coleccionar pokémon sigue siendo atractivo. Eso, llevado al mundo real, hace la experiencia mucho más interesante e inmersiva.
¿Quién no tiene curiosidad por saber si un Magikarp invisible vive debajo de su cama?



Aunque no está disponible aún en toda Europa, los (des)afortunados que vivimos en Alemania ya podemos descargar oficialmente la aplicación. La descargué esta mañana con mucha ilusión, expectación y la pertinente distracción de las tareas laborales (¡era por una buena causa!).

Eso sí, hasta que no he salido de trabajar no la he probado.


Lo primero que haces es “personalizar” tu personaje, si podemos llamar personalizar a elegir entre tres prendas de ropa y varios colores de pelo que incluyen azul y morado, pero no verde. ¡Ya les vale! ¬__¬

También eliges si eres chico o chica, porque los profesores pokémon no saben diferenciar a qué sexo pertenece un humano aleatorio.
Ah, y como no hay pelo verde, he tenido que conformarme con el azul.


Lo siguiente es capturar tu pokémon inicial. Probé a ignorar a bulbasaur, charmander y squirtle, a ver si era cierto que salía pikachu y así ha sido (mientras cruzaba el puente sobre el río). Como la realidad aumentada iba regulera y no quería hacer el tonto buscando en la vía del tren, he usado el fondo virtual para poder atraparlo.


Tras ello al fin me han dejado elegir nombre de entrenador.

¡Stadium no estaba disponible! WHAAAAT!?!?!?!
EO_Stadium tampoco podía porque no se acepta el guión bajo.
Mi nombre de Miiverse tampoco estaba disponible…
Total, que al final me he conformado con EOStadium.

Como dijo un sabio moderno: «Mejor eso que nada.»


Tras cruzar el puente hay una zona industrial, y durante ocho largos minutos no había nada a mi alrededor. Luego apareció al fin un gimnasio custodiado por un pidgeot. Al parecer, se necesita nivel 5 para poder luchar en los gimnasios y yo era aún nivel 1, pero al menos era el primer indicio de civilización pokémon.

No muy lejos de allí había un segundo gimnasio con un electabuzz.


Pocos segundos después aparece mi primer pokémon salvaje… ¡y es de tipo bicho! ¡Genial!

En Pokémon Rojo mi primera captura fue un rattata. Un venomoth parece una mejora sustancial en comparación.

(Los ojos de venomoth son muy creepy…)


Poco después subo de nivel. Asumo que caminar da experiencia, porque era lo que estaba haciendo. También aparecen las primeras poképaradas, pero estoy demasiado lejos para interactuar. Cuando las alcanzo me llevo unas Pokéball gratis. Nice!


A continuación me han salido dos pokémon salvajes más (venonat y rattata) y he llegado a la poképarada Fabius, donde he encontrado mi primer huevo.
(Que no he eclosionado porque no sabía que hay que meterlo en la incubadora para que cuenten los pasos…)


Al llegar al final de la larga calle de zona industrial he visto un gimnasio custodiado por scyther, lo que significa que es posible capturarlo en algún lugar de la ciudad.
Tras cruzar otro puente (este sobre vías del tren) al fin he llegado a mi barrio, que parece repleto de poképaradas.


Justo al final del puente me salió un aviso de un pokémon raro cerca. La silueta me confundió y, convencido de que era un moltres, estuve dando vueltas a ver si lo encontraba, pero solo me topé con un krabby (que fue mi quinto pokémon capturado, tras lo que me dieron una insignia). Al llegar a casa y ver la imagen me di cuenta de que la silueta es de un triste ghastly. Una pena.


Ya cerca de casa apareció un drowzee salvaje, pero al atraparlo la aplicación se colgó mientras se mostraba la pokéball en pantalla.
Sospecho que fue un problema con la señal de GPS, más que de la aplicación en sí, aunque igualmente me tocó reiniciarla. Por suerte la captura de drowzee se dio por válida.


Desde casa estoy lo suficientemente cerca de un gimnasio como para interactuar con él. Es del equipo azul, el que yo elegiré cuando llegue a nivel 5 y pueda entrar a los gimnasios. Así que me servirá para entrenar pokémon.

Y si nos lo roban los otros equipos, podré intentar recuperarlo sin tener que moverme de casa. ¡Ja!

(O al menos se intentará…)


Lo cierto es que ha sido una experiencia divertida. Pasada ya la curiosidad inicial, creo que jugaré ocasionalmente, cuando salga de paseo al campo y cosas así. Pero será interesante ver si me hago con todos. En la hora que he estado jugando se ha consumido un 19% de la batería del móvil y unos 25-30 MB de datos, que no me parecen cantidades demasiado altas (jugando ocasionalmente el consumo va a ser notablemente inferior).

Resumiendo: ¡MOLA!

P.D.: En otro orden de cosas…

Buuuggg!!! xD

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s